CONCILIO EVANGÉLICO DE LAS
IGLESIAS MISIONERAS ASAMBLEAS CRISTIANAS

¿Vale la pena ser parte del liderazgo de Ajimac?

 

Probablemente muchas cosas han cambiado desde que tuve la oportunidad de ser parte de la directiva nacional de AJIMAC como encargado de relaciones públicas, sin embargo basado en mi experiencia quiero presentarles un panorama de cómo es el trabajo a lo interno de la directiva y los resultados que obtuve tras el paso por la misma.  

 

En términos generales el trabajo en la directiva de AJIMAC se resume en constantes reuniones, visitas a iglesias y organización de actividades. Tan pronto pasas a formar parte de la directiva nacional inician las reuniones para fijar los lineamientos de las responsabilidades y la coordinación del inicio de las elecciones de las nuevas directivas zonales donde deberán trasladarse a provincias como Bani, Santiago, La Vega y Santo Domingo y zonas aledañas a las diferentes iglesias. Las constantes reuniones, la preparación de eventos como campamentos, vigilias, convenciones le absorberán mucho tiempo, por tanto que deben de entender el nivel de responsabilidad que van a asumir. Está claro que muchos de los que ingresan a la directiva nacional son jóvenes que trabajan, estudian y/o tienen una novia que visitar (PD: Gracias a Dios tuve la oportunidad de tener mi novia dentro de la directiva, Dios me bendijo por esa parte #lussshaa).

 

Viviendo yo en el sector de Buenas Noches de Hato Nuevo próximo a Manoguayabo fueron muchas las noches que me tocaron llegar pasadas de las 12 de la media noche, en ocasiones uno de los miembros de la directiva me encaminaba en su carro hasta cierto punto y luego tomar un transporte público para llegar a mi casa, fueron muchos los permisos en el trabajo para salir temprano porque tenía reunión con la directiva en Villa Mella, muchas de las vacaciones del trabajo utilizadas para ocuparme por completo a la preparación de alguna actividad nacional.

 

23708 109127179119157 2336991 n

El ser parte de la directiva crea un vínculo de amistad tan fuerte, que creerás que los mismos son tus hermanos de sangre, me consta pues hasta al día de hoy nos tratamos como tal.

 

En los tiempos que empecé a inmiscuirme en los asuntos de la juventud Ajimanence era el típico joven inclinado por la tecnología, internet y las redes sociales, tenía una fuerte presencia en la red social Hi5 con activa participación en el foro de Ajimac en ese momento. Todo lo mencionado anteriormente junto a mi instinto creativo, soñador y entusiasta entiendo que conspiro para encajar perfectamente en el puesto que desempeñe.

 

Les confieso que en muchas ocasiones me sentí agotado por el constante e interminable trabajo, finalizaba una actividad e iniciábamos otra. En la Asociación aprendí mucho de los demás miembros de la directiva; a explotar mis talentos, habilidades, a hacer lo que me gustaba. En el montaje de la Vigilia Nacional iniciábamos a las 10 de la mañana, gestionando sillas, instalación de escenografía, luces, sonido, electricidad, baños y finalizábamos a las 9 o 10 de la noche para salir rápidamente a casa de uno de los que vivía en las proximidades de la cede a bañarnos y estar a tiempo para la apertura del evento.

 

Tal lo han notado pero en cada campamento es evidente el cansancio y desgaste físico que refleja la cara de la directiva, sobretodo en la primera noche de campamento. Para la directiva el campamento no inicia el día del viaje, el campamento inicia meses antes cuando salimos a indagar el destino del campamento e iniciamos a definir toda la logística de alojamiento y programación. Para los miembros de la directiva el campamento es más trabajo que diversión, desde tempranas horas de la mañana una parte va al lugar de campamento para la recepción y otra queda con el registro y despacho de toda la juventud.

 

Dentro de la directiva surgen inconvenientes, situaciones difíciles, discusiones pero si nunca olvidas que formas parte de un equipo del reino de Dios donde existe un enemigo que hará todo lo posible para disolver el propósito de Dios sabrás asumir con actitud de guerrero esas dificultades sin afectar la moral de tus compañeros de equipo.  

 

Pero realmente; ¿VALE LA PENA SER PARTE DE LA DIRECTIVA?

Al finalizar mi gestión en Ajimac salí con una visión, un entusiasmo y una pasión incalculable por la obra del señor, mi iglesia me recibió como un triunfador y experimentado líder juvenil. Debes saber que mientras eres de la directiva no podrás asistir frecuentemente a tu congregación, tu pastor o pastora te extrañaran y hasta te exigirán más asistencia a la iglesia. Consejo, es importante que los mantengas al tanto de todo lo que haces en la directiva, Cuando tengas alguna oportunidad informa a la iglesia sobre lo que estás haciendo y el motivo de tus ausencias.

 

Me llenaba bastante ver desde el pulpito en las vigilias nacionales, Campamentos, Congresos, Seminarios y Convenciones, jóvenes tocados por Dios, me emocionaba ver el entusiasmo, creatividad y buena gestión tras escuchar los informes de los diferentes líderes zonales y regionales, me sentía satisfecho luego de pasar un día completo organizando una actividad y al final ver el resultado del trabajo en equipo.

 

Para mí fue una experiencia única, una experiencia de la que no me arrepiento, era el simple varoncito con deseos de trabajar procedente de una iglesia que ni siquiera participaba activamente en la Asociación de Jóvenes de IMAC. Recuerdo que inicie asistiendo a una reunión de presidentes de jóvenes del Bloque Alcarrizos Centro convocados por Julisa De la Cruz, la presidenta en ese momento, quien hoy en día es mi esposa. A partir de ahí nació en mí el espíritu Ajimanence.

 

Salí bendecido, mi capacidad de trabajo en la obra del señor aumento, aprendí a hacer cosas que nunca pensé que aprendería; fotografía, videos, escenográfica, audiovisuales, radio. Hoy en día utilizo esa experiencia para desarrollar mi iglesia y capacitar a líderes potenciales para despertar en ellos la misma pasión que he adquirido. Actualmente estoy casado con Julisa De la Cruz quien también fungió en la directiva nacional como sub-secretaria, tenernos una hermosa niña y ya se aproxima el segundo vástago. ¡Gloria a Dios!, ¡Que Bendición!.

 

Juventud de ajimac; Fuiste escogido como David, desde antes de que el mundo lo sepa, muchos dirán que no puedes, incluyéndote a ti mismo, recuerda que Dios es quien da la fuerza, capacidad, conocimiento y sabiduría.

Haz que tu estadía en esta tierra valga la pena, que Dios pueda escribir una historia inspiradora de tu trabajo en la obra, se necesitan jóvenes que rompan esquemas, se necesitan jóvenes que marquen la diferencia.

 

¡ALELUYA!

 

Yordy Geraldino

EX – LÍDER NACIONAL DE AJIMAC (Relacionador público)

I.M.A.C / Todos los derechos reservados 2015 | Diseñado por Deibis | 849-864-1680

USTREAM